El gran actor Don Cheadle dirige y protagoniza Miles Ahead, la biopic basada en la vida de Miles Davis, leyenda del jazz.

Basta conocer un poco (con sólo un poco basta) la vida de Miles Davis para pensar: qué vida de película.

Basta decir que el gran trompetista norteamericano Miles Davis (nacido en Illinois, Estados Unidos, el 26 de mayo de 1926, y fallecido el 28 de septiembre de 1991 en Santa Mónica, California) merece estar en el altar de los próceres del jazz, ese club selecto con socios indiscutibles como Louis Armstrong, Duke Ellington, Charlie Byrd Parker, John Coltrane -y la nómina podría seguir, claro: Monk, Mingus y más…

Es lógico, también, esperar una película sobre la vida de un hombre de quien se puede asegurar algo que muy pocos se bancan: un artista que cambió varias veces la historia del jazz. La marcó en los ’40 cuando pasó del bop al cooljazz; la volvió a marcar a fines de los ’50, dándole forma al jazz modal con esa cumbre llamada Kind of Blue (¡qué placer escucharlos, sentir respirar juntos en el mítico estudio A de la Columbia en Nueva York, a Miles, Coltrane y Bill Evans!), para dejar nuevamente su sello a fines de los ’60 inaugurando un nuevo sonido, el jazz rock, con otro clásico de su variada y exquisita discografía, In a silent way.

Y la película que merecía Miles Davis llegó. El trompetista leyenda del jazz fue, además, un ícono de la moda, rubro en el que destaca desde su estapa cool luciendo trajes propios de Mad Men, hasta los psicodélicos y coloridos looks de la fase jazzrockera, post Bitches Brew); de hecho, enseguida se hizo habitual ver a Miles con tanta frecuencia en revistas de moda masculina como la Esquire o la GQ, tanto como como en Down Beat, la revista de jazz.

La película, un biopic como le dicen a las biografías filmadas en Hollywood, se llama Miles Ahead (igual que otro de los grandes discos del trompetista). La escribió, la dirigió y la protagonizo Don Cheadle, el gran actor negro oriundo de Kansas.

Recién estrenada en la Berlinale, Cheadle fue muy sincero con el diario El País en cuanto a la génesis del proyecto. “Francamente, nunca quise rodar esta película. Si el proyecto se hubiera evaporado hace cinco años, la verdad es que me habría sentido aliviado”, le contó al periódico español. “Me cayó encima. Hace algunos años, su familia anunció que yo iba a interpretarlo en el cine. No sé de dónde sacaron esa idea, pero todo el mundo me empezó a llamar para preguntarme si quería hacerlo”.

“Para hacer algo informativo y cronológico ya están los documentales. Yo quería hacer una película que encajara con quién era él: un proyecto explosivo, como una revuelta y de una gran libertad formal”, explicó el debutante director en cuanto al enfoque elegido para abordar una vida con demasiados capítulos de película… “Quise hacer la película que, si estuviera vivo, a Miles le habría gustado protagonizar”.

LINK: Clarin.com

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search